La Primera Edad

Escrito por Write on Domingo, 13 Septiembre 2020 Publicado en Miscelanea Visto 912 veces
Valora este artículo
(6 votos)

Entre las historias de dolor y de ruina que nos llegaron de la oscuridad de aquel entonces, hay sin embargo algunas en las que en medio del llanto resplandece la alegría, y a la sombra de la muerte hay una luz que resiste.”

---J.R.R. Tolkien, El Silmarillion

La Primera Edad del Sol, también conocida como los Días Antiguos, fue la Edad Heroica que comenzó con la llegada de los Altos elfos noldor procedentes de Eldamar, quienes perseguían a Melkor, a quien llamaban Morgoth, el Enemigo Negro. Porque Morgoth no sólo había destruido los Árboles de la Luz sino que también atacó la fortaleza élfica de Formenos, mató al Gran Rey de los noldor y se apoderó de las joyas mágicas llamadas los Silmarils. Estas tres gemas eran el mayor tesoro de los noldor, puesto que las habían creado a partir de la luz de los Árboles de los Valar. La pugna por la posesión de estas joyas desembocó en la Guerra de las Grandes Joyas y le proporcionó a Tolkien el tema de El Silmarillion.

El proyecto de “La Primera Edad” nace en 2013 de Ian Martin, creador del blog Tales From the Cards. “La Primera Edad” es una adaptación no oficial de parte del contenido relacionado con la Primera Edad de la Tierra Media mostrada en El Silmarillion. El resultado es ésta expansión autojugable de más de 400 cartas con 3 aventuras que adaptan la búsqueda del Silmaril por parte de Beren y Lúthien.

Las aventuras aportan algunos conceptos nuevos, que se explican en las reglas incluidas. El más importante es la Corrupción, que representa la capacidad de Morgoth de engañar y atormentar a los personajes de la Tierra Media, así como la toma de decisiones egoístas de los propios personajes, movidos muchas veces por su odio hacia Morgoth. Estos actos pueden influir en la Voluntad de los personajes, y terminar devorando su cordura y capacidad de hacer el bien, llevándoles incluso a traicionar a sus aliados. Ésto se muestra en la historia de El Silmarilion desde el abandono de Valinor por parte de los Noldor para combatir a Morgoth en contra de los consejos de los propios Valar, hasta los embuste de Melkor que provocó la destrucción de Numenor. En las aventuras encontraremos cartas que añaden corrupción a nuestros personajes, y los jugadores disponen de cartas con efectos poderosos pero que los corrompen. La mayor parte de las cartas de jugador que interactúan con la Corrupción se encuentran dentro de una esfera creada especialmente para jugar “La Primera Edad” y sus expansiones: la esfera de Maestría.

Fëanor

En cuanto al diseño general de las cartas, cabe comentar que os encontraréis cartas de jugador más potentes de lo habitual. En las historias legendarias de El Silmarilion, al igual que ocurre en otros libros basados en leyendas, los personajes se describen como superiores, casi divinos, a los contemporáneos al lector o, como en éste caso, a los presentados en El Señor de los Anillos y El Hobbit. Ian decidió representar ésto creando personajes y Enemigos con estadísticas más altas de las habituales en los productos oficiales. El resultado es que los personajes de “La Primera Edad” no pueden considerarse totalmente compatibles con los de El Señor de los Anillos. No existe ninguna limitación en cuanto a efectos, pero su utilización resulta en una “corrupción” que disminuye la dificultad de los escenarios oficiales. Del mismo modo, tratar de superar las aventuras de “La Primera Edad” solamente con cartas de productos oficiales puede resultar harto complicado sin recurrir a los mazos de combinaciones más potentes. No debe tomarse ésto un impedimento para que los jugadores experimenten cuanto quieran, solamente como algo que debe tenerse en cuenta. Entre la documentación incluida hay una lista de cartas oficiales aprobadas para su uso en “La Primera Edad” por cuestiones temáticas. 6 años después de su creación, está un poco obsoleta, pero es una buena orientación para aquellos que queráis crear mazos temáticos utilizando cartas oficiales.

Armadura de Galvorn

“La Primera Edad” y sus expansiones es la primera gran creación de la comunidad de jugadores para nuestro juego. Un importante esfuerzo desarrollado principalmente por Ian, pero al que se fue incorporando más gente, desde otros diseñadores y maquetadores, hasta probadores y traductores (originalmente en inglés, se ha traducido al español, al francés y al polaco). Una buena muestra de lo que aún se puede desarrollar el juego, si la comunidad de jugadores quiere, y de lo que está por llegar...

Las aventuras

Thingol, el Rey de Doriath, te ha encargado recuperar uno de los Silmarils de la mismísima Corona de Morgoth. Esa Misión parece que no puede acabar más que en la muerte, pero no puedes ser disuadido de este camino.

Todas las aventuras de ésta incluyen efectos de corrupción, por lo que es recomendable utilizar algunas de las cartas incluidas que palien sus efectos.

La Isla de los Licántropos

Partes hacia el norte en dirección a Angband, pero primero debes pasar por Tol-In-Gaurhoth, conocida como la Isla de los Licántropos. Pretendes pasar desapercibido, pero el principal teniente de Morgoth, Sauron, gobierna sobre la isla. Varios personajes de vuestra compañía son capturados, incluido a Finrod Felagund, el Rey de Nargothrond. Debes rescatar a los prisioneros de las garras de Sauron.

Los jugadores deben abrirse paso hasta el foso donde se hallan sus compañeros rápidamente. Para ello, deben zafarse del licántropo Drauglin. Se trata de una misión muy enfocada al combate, en la que la Corrupción tiene un peso menor.

Ojos en la Oscuridad

El Trono de Morgoth

Tol-In-Gaurhoth ha sido vencido y sus prisioneros liberados. Ahora, debes viajar a las profundidades de Angband, donde reside el Señor Oscuro, Morgoth. En está terrible fortaleza, las poderosas y retorcidas creaciones de Morgoth acechan: un ejército de balrogs, dragones, trolls, y orcos. Para recuperar un Silmaril, debes buscar un camino que evite enfrentarte a estos espantosos enemigos y enfrentarte a Morgoth en el Trono de su poder.

En ésta misión los jugadores pueden utilizar el Sigilo, una palabra clave de ésta misión, para evitar enfrentarse a los enormes Enemigos presentes en la fortaleza de Angband.

El Silmaril

La Caza del Lobo

Tuviste éxito al arrebatar a Morgoth un Silmaril y conseguir escapar de Angband. Sin embargo, mientras huías, tuviste que enfrentarte a Carcharoth, y el temible lobo devoró el Silmaril y el brazo que lo sujetaba. Ahora, el Silmaril abrasa las entrañas del lobo y lo vuelve loco. Ha partido desde el Norte y hace estragos con todos y todo los que se cruzan en su camino.

Los jugadores requieren de mazos equilibrados para superar ésta misión, ya que deben acorralar a Carcharoth cazandole a través de diversos Lugares para poder derrotarle.

Astucia Demoníaca

Carpeta de descarga en Google Drive: https://drive.google.com/drive/folders/1D2iSD50885QslQfLd0bJHOh8WwK7wCXt

Artículo principal de La Primera Edad: http://www.susurrosdelbosqueviejo.com/index.php/articulos/miscelanea/item/298-la-primera-edad-y-dominio-del-destino

Artículo original de Tales from the Cards: https://talesfromthecards.wordpress.com/first-age/

2 comentarios

  • Daniel Tello
     
    Enlace al Comentario Editado el: Miércoles, 16 Septiembre 2020 publicado por Daniel Tello

    A por ello pues. Cualquier duda, comentadla, el reglamenteo o los textos siempre están sujetos a clarificaciones.

  • Rosendo
     
    Enlace al Comentario Editado el: Miércoles, 16 Septiembre 2020 publicado por Rosendo

    Muchas Gracias por hacer esto. Es una gran trabajo, felicidades. Será lo próximo que juegue después de la Venganza de Mordor.
    Un saludo

Inicia sesión para enviar comentarios