Secuencia de Turno III: Misión

Escrito por Write on Viernes, 30 Agosto 2019 Publicado en Blog Visto 289 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Esta vez nos toca una de las fases centrales del turno. La fase de Misión. Es una de las fases en las que pasan más cosas por lo que siempre es un foco de dudas. Vamos a intentar reducirlas.

Hola. Mi nombre es Dieter ( Javier ) y seguimos con el repaso a cada una de las fases del turno. Nos toca la fase de misión. Una de las más complicadas por los múltiples detalles que tiene. ¿Me acompañas?

Fase de Misión

En esta fase, como grupo, los jugadores intentan avanzar por ella. En general ese avance se mide en fichas de progreso, que se colocan en la carta de misión. Como mínimo hay una Misión Principal que siempre es la que está en juego en ese momento del mazo de misión. En otras palabras, las cartas con las instrucciones de la aventura propiamente dicha. A partir de la deluxe El Reino Perdido tenemos el tipo de carta Misión Secundaria, tanto de Encuentro como de Jugador. Por lo tanto, si tenemos más de una carta de misión en juego, lo primero que debe hacer el grupo, y como representante del mismo el jugador inicial tiene la última palabra, es elegir que misión es la Misión Actual. Si solo hay una, la del mazo de misión, será Misión Actual y Misión Principal. Debemos recordar estas definiciones porque los efectos de las cartas pueden hacer referencia a cualquiera de esas misiones y muchas veces, afectan a solo una de ellas. Puedes consultar las reglas completas de las misiones secundarias a partir de la página dos del libro de reglas de la deluxe de El Reino Perdido.

Esta fase, se divide en tres pasos: Asignación, Preparación y Resolución. Siempre van en este orden y debemos pasar cada uno para realizar la fase. Como cada uno de los pasos tienen sus propias reglas, veamos cada uno por separado.

Paso de Asignación

En este paso asignamos los personajes que queramos para que su voluntad, se enfrente a la amenaza del área de preparación cuando se resuelva la misión. La estadística de los personajes que normalmente se usa es la voluntad, pero recuerda que si la Misión Actual tiene la palabra clave Batalla, se usará el ataque. Y si la Misión Actual tiene la palabra clave Asedio, se usará la defensa. Estas palabras clave se añadieron en las reglas de Herederos de Númenor, consúltalas si tienes dudas. ¿Como se realiza? Este paso se realiza en orden de juego, de uno en uno. Todos los personajes que quiera el jugador se asignan a la vez, y después en el orden que quiera ese jugador realiza las respuestas y/o el texto de todos los personajes asignados de uno en uno. Recuerda que las respuestas, mientras no ponga obligado, son opcionales. Tú debes decidir si te interesa o no activarla. Un ejemplo de que el orden puede ayudarte es viendo como activamos las repuestas de los aliados Rastreador Norteño y Batidor de Rhovanion. Imaginad que tenemos un lugar en el área de preparación y que le faltan 2 fichas de progreso para ser explorado (y no es inmune a efectos de cartas de jugador, por supuesto). Si activamos al Rastreador Norteño primero pondremos una ficha de progreso en ese lugar y después al Batidor de Rhovanion, le pondremos la segunda ficha que le falta, pero no tendrá el bono de voluntad. Si lo hacemos al revés, el Batidor de Rhovanion tendrá el bono de voluntad, pondrá una ficha en un lugar, y al activar al Rastreador Norteño, poniendo la ficha que le falta, se seguirá explorando el lugar que queríamos pero además, añadiremos más voluntad a la misión. ¿Entendido? Como norma general, el requisito para que un personaje pueda asignarse a misión es que debe agotarse. Por supuesto si el propio personaje te lo indica como Piloto de Lindon o algún efecto te lo permita como Luz de Valinor tendrá preferencia la carta. Aún así, si el personaje está agotado, o te lo dice directamente como Piloto de Lindon o no puede asignarse, aunque no se agote para ello. Esto se ha definido en la respuesta frecuente dentro de las FAQs que está en la página 19.

En la práctica, es otra fase que se suele hacer simultánea para ahorrar tiempo. Esto significa que debemos estar atentos para evitar cometer errores que tengan como foco del mismo el orden. El ejemplo más simple es la interacción de estos dos héroes Aragorn y Théodred. Los tenemos desde la caja básica y por lo tanto los conocemos todos, pero el cómo puedes usar sus respuestas es el ejemplo más claro de que puedes y que no puedes hacer teniendo en cuenta el orden. Imaginad que estamos en una partida a 2 jugadores ( para simplificar ) y los dos héroes los controla el mismo jugador. Ya hemos visto que al asignar los dos a misión, eliges el orden, por lo que a Théodred lo activas primero dándole un recurso a Aragorn y con ese recurso Aragorn se prepara. Ahora imaginad que el primer jugador tiene a Aragorn y el último jugador a Théodred. En este caso, cuando Aragorn se asigna a misión, no hay manera de que el compañero le de un recurso, ya que aún no ha asignado personajes a la misión. Por lo tanto Aragorn debe tener un recurso en su reserva para poder activar su respuesta. Cuando le toque asignar personajes al último jugador, Théodred podrá darle un recurso en este caso porque Aragorn ya está asignado. ¿Veis lo que quiero decir? Ahora imaginad lo inverso. El jugador inicial con Théodred y el último jugador con Aragorn. En este caso Théodred no puede ni siquiera dar un recurso al héroe del otro jugador porque aún no está ni asignado. En estos detalles el orden es importante, por lo que los jugadores deben estar atentos a estas interacciones para poder realizar la fase de forma simultánea. Si hay dudas, siempre hacedla en orden para evitar errores.

La compañía avanzando desde Rivendel

Otra cosa que se suele olvidar es que durante todo el paso de asignación, está abierta una ventana continua de acciones, para todos los jugadores, no solo para el que está asignando personajes a la misión. Así, una de las dudas principales al iniciar el juego es, ¿podría usar Ataque Furtivo y Gandalf para además de elegir uno de los efectos de Gandalf al entrar en juego, añadir 4 a la misión? La respuesta es rotundamente sí. Al ser una ventana continua para todos los jugadores, simplemente avisas de que vas a hacer una acción ANTES de que te toque asignar personajes, juegas el Ataque Furtivo, eliges el efecto de Gandalf que desees, y cuando te toque asignar, lo tienes en juego y preparado. Simplemente ¡ASIGNALO!. Recuerda devolverlo a la mano cuando termine la fase, como es habitual.

Cuando todos los jugadores hayan asignado personajes a la misión, y nadie más quiera hacer acciones. debéis pasar al siguiente paso.

Paso de Preparación

En este paso, Sauron nos envía todo lo que puede para intentar derrotarnos, así que ¡atentos!. Este es el paso en el que se revela una carta del mazo de encuentros por jugador y se añade al área de preparación si es posible. Lo primero que pasa al entrar en este paso es que cierra la ventana de acción de todos los jugadores. Esto implica que solo se pueden usar respuestas en este paso. Es uno de los errores más habituales entre los que empiezan en el juego. Un ejemplo, se revela una carta de traición (por ejemplo El Alcance del Nigromante) que hace uno de daño a un héroe que sólo tiene un punto de impacto restante, no puedes usar a Hija del Nimrodel o a Mayoral de la Curación para curarlo antes de que sea destruido, pero sí podrías usar a Guardia de Honor para prevenir ese daño. Por eso, una de las cartas más usadas en espíritu es Una Prueba de Voluntad por razones obvias.

Al revelar cartas del mazo de encuentros, recuerda aplicar las palabras clave Oleada, Maldito y Protegido. La primera obliga a revelar una más, la segunda aumenta la amenaza de cada jugador en tantos puntos como sigan a la palabra clave, y la tercera revelas una carta adicional, la resuelves si es posible y si es un Enemigo o Lugar, vincula la carta protegido a lo que acaba de salir. No podrás usar la parte de la carta que diga "cuando esté libre de cartas de encuentro" o "cuando esté desprotegida" mientras esté vinculada a algo. Un ejemplo de esto está en la aventura Viaje a Rhogosbel, en la carta Athelas. Y cuidado porque si una traición te pide solo añadir ( no revelar ) al área de preparación, éstas palabras clave no se activan.

Aquí está el error que os comenté en el primer artículo de esta serie. En la página 14 de las reglas se dice que, si en algún momento de la fase de misión, el mazo de encuentros se queda sin cartas, éste deberá ser regenerado barajando la pila de descartes de encuentro. Eso incluye cuando justamente la última carta que revelas es la última del mazo, ya que aun sigues en la fase de misión. Ésto yo no lo he hecho bien durante mucho tiempo, ya que si se quedaba sin cartas durante esta fase y no se tenía que revelar una más, no regeneraba el mazo de encuentro y por lo tanto no tenía sombras en la fase de combate que va algo después.

Este paso finaliza cuando se hayan resuelto todas las cartas que se han revelado, y todos los efectos que eso haya podido disparar.

Acciones de los jugadores

Este no es un paso propiamente dicho, pero al ser tan importante lo marco como si lo fuera. Entre el final del paso de preparación y el paso de resolución que veremos después, se abre una ventana de acción para los jugadores. Así, has asignado la voluntad, has revelado cartas y las que añaden amenaza están en el área de preparación, y justo antes de compararlas y ver como ha ido en esta ronda la misión todos los jugadores tienen una oportunidad de hacer acciones. ¿Cuales dirás? Lo más habitual, cualquier acción que pueda eliminar amenaza del área de preparación o aumentar la voluntad que estás asignando. Entre esas acciones, las que más se pueden ver son, jugar La Astucia de Radagast, agotar a Faramir o Asfaloth o usar la acción de misión de Bofur. La primera sería eliminar la amenaza de un lugar que elijas, y que no sea inmune, claro. La segunda añadir más voluntad a los personajes de un jugador o jugadora, el tercero intentar explorar un lugar con las fichas que pones mediante la montura. Inmediatamente ese lugar se descarta, activando si tuviera obligados ( o respuestas si os interesa ) y reduciendo la amenaza del área de preparación y el cuarto añadir un personaje más asignado a la misión.

Gandalf el Gris

Esta ventana de acción es muy importante y una de las más usadas, aunque sólo sea para usar el texto de Éowyn o Protector de Lórien.

Paso de resolución

En este paso, se resuelve la misión comparando la voluntad ( o ataque o defensa, dependiendo de las palabras clave de la misión actual ) de los personajes asignados, con la amenaza resultante del área de preparación. Durante este paso no se pueden realizar acciones, pero sí respuestas. Por supuesto, los personajes asignados que hayan sido destruidos, descartados o simplemente retirados de la misión por traiciones o efectos durante estos pasos, no cuentan para la suma global. También debemos comprobar cualquier modificador, positivo o negativo que haya podido cambiar esa suma. Esto está aclarado en el punto de las FAQs 1.43. Unos ejemplos de eso es haber utilizado a Faramir durante la ventana de acciones anterior para aumentar la voluntad de los personajes de un jugador, que una traición nos haya obligado a agotar a Dain Pie de Hierro perdiendo el bono a los personajes enano.. etc. Cuando recalcules y/o compruebes esos dos números, te tocará compararlos.

Si la suma de voluntad ( o ataque o defensa ) es mayor que la amenaza que hay en el área de preparación, se tiene éxito en la misión y la diferencia entre esos valores es el número de fichas de progreso que se van a colocar en la misión actual. En este momento ( antes de colocar las fichas ) es cuando debes activar los efectos de "tener éxito", como Crinblanca e Hirgon. Cualquier efecto que se active al "tener éxito" no puede modificar el número de fichas que se colocan, puesto que ya hemos resuelto la misión. No es muy habitual que pase pero podría pasar. A continuación colocas las fichas, recordando que el lugar activo, si hay, hace de barrera al progreso a la misión actual, sea principal o secundaria. Si exploras el lugar activo, la misión actual o las dos, perfecto. Sigue las instrucciones de las cartas para seguir la aventura. Cuidado con avanzar sin leer bien la carta de misión porque a veces hay condiciones adicionales a la normal de tener las fichas de progreso en la carta. Por ejemplo, no avances en la etapa 1B de la carta de misión de "Travesía por el Anduin" si el Troll sigue en juego. Encima, si la etapa es la última del mazo de misión, cumples las condiciones para avanzar, y pones suficientes fichas, pues has superado la aventura. ¡Enhorabuena!. El tener éxito en la misión, tiene un apartado en las FAQs. El 1.24 de la página 8.

Si la suma de voluntad es menor que la amenaza que hay en el área de preparación, se fracasa en la misión y la diferencia entre los valores es el número que deben aumentar la amenaza todos los jugadores. Comprueba si hay algún efecto adicional por fracasar la misión. Aunque suele, no todos son dañinos. Si en el paso de asignación o la ventana entre la preparación y la resolución has usado la acción de Bofur, entonces no volverá a la mano al no cumplirse la condición y lo tienes disponible como aliado hasta que se descarte o sea destruido. Cuidado con fracasar mucho en las misiones que el valor de eliminación por amenaza ( por defecto 50 ) siempre está cerca. Esto significa que cualquier jugador que en cualquier momento tenga una amenaza igual o superior que el valor de eliminación por amenaza queda eliminado de la partida.

En el caso que la voluntad y la amenaza sean iguales, ni se fracasa, ni se tiene éxito. Por tanto, no se ponen fichas de progreso ni se aumenta la amenaza de los jugadores. Debes comprobar los efectos en juego, pero ni has fracasado, ni has tenido éxito. Resuelve lo que esté activo de la manera correcta y sigue con la siguiente fase. Por ejemplo, en el caso de tener que resolver la acción de Bofur, si empatas se te queda disponible como aliado, ya que no se cumple la condición de volver a la mano.

Después de realizar esto, se abre otra ventana de acción para los jugadores. Esta ventana no es tan habitual usarla, pero es bueno que se sepa que está.

Con esto, hemos terminado la fase de misión, pero tengo una serie de apuntes a realizar. Lo primero es que los personajes solo se consideran asignados a una misión, desde que son asignados a la misma hasta el final de esta fase, por lo que tratar al Marinero del Lune inmortal durante toda la ronda, mientras se cumpla su texto y lo hayas asignado a la misión es un error. En cuanto se avanza a la siguiente fase la parte del texto de que esté asignado a la misión deja de cumplirse. Lo segundo es que al ser una de las fases más importantes, hay muchas cartas que pueden modificar estos pasos. Comprueba todas tus cartas que seguro que hay más de una que define que se debe usar durante la fase de misión ( al tener "de misión" después de acción o respuesta, o simplemente porque lo dice la carta ). Todo mazo debería tener un plan para esta fase. Las reglas para la fase de misión, están en la página 14 del manual básico.

Resumen de la fase

Muchas gracias por leer el artículo hasta el final y nos vemos pronto en la siguiente fase. La de Viaje.

Modificado por última vez en Miércoles, 11 Septiembre 2019 11:11

2 comentarios

  • Dieter Van Hertz
     
    Enlace al Comentario Editado el: Lunes, 09 Septiembre 2019 publicado por Dieter Van Hertz

    Hola Juan.

    En el primer caso que comentas es un no. Ya que lo que intentas activar es una respuesta que debe hacerse justo después de asignar tus personajes. Lo digo en el artículo. Cada jugador asigna sus personajes y después realiza las respuestas en el orden que desee. Si no la realiza en ese momento, ya no la podrá realizar. La ventana contínua es de acciones.
    La segunda duda es correcta. Si durante cualquier otra fase el mazo de encuentros se agota, no se repone con la pila de descartes excepto que lo ponga explícitamente.

    Gracias por leerlo completo.

  • juan
     
    Enlace al Comentario Editado el: Miércoles, 04 Septiembre 2019 publicado por juan

    Buenas, y lo primero felicidades por el artículo. Aprovecho para preguntarte alguna duda que me ha surgido. En la fase de asignación a la misión pones el ejemplo de theodred y aragorn y dices:

    "Ahora imaginad que el primer jugador tiene a Aragorn y el último jugador a Théodred. En este caso, cuando Aragorn se asigna a misión, no hay manera de que el compañero le de un recurso, ya que aún no ha asignado personajes a la misión. Por lo tanto Aragorn debe tener un recurso en su reserva para poder activar su respuesta. Cuando le toque asignar personajes al último jugador, Théodred podrá darle un recurso en este caso porque Aragorn ya está asignado."

    En este caso, estando asignado ya aragon del jugador 1 a la misión, cuando el jugador 2 envía a théodred, si le da un recurso a Aragon del jugador 1 (que ya se envió a la misión) podría el jugador 1 preparar a Aragorn en ese momento? ¿Tendría ventana de acción nuevamente o ya se habría agotado su oortunidad de llevar a cabo la acción? Quiero entender que sí, en tanto comentas que la ventana de acción disponible es continua durante la fase pero espero puedas aclarármelo.

    En el paso de preparación, comentas el hecho de tener que volver a barajar el mazo de encuentros si este se agota durante esa fase, y me surge la duda de qué ocurre si se agotan las cartas del mazo de encuentros durante la fase de combate cuando asignamos las cartas de sombras. ¿En ese caso quedarían los enemigos sin cartas de sombra y el mazo de encuentros no volvería a barajarse hasta la fase de misión de la ronda siguiente?

    Creo que es todo, un saludo.

Inicia sesión para enviar comentarios